domingo, 26 de febrero de 2017

Te llevo conmigo

Te llevo conmigo,
yo no se ni a donde voy,
pero te llevo conmigo
agazapado en el bolsillo
de mi corazón reconstruido
atravieso valles, montañas
de olvidos
te llevo conmigo.
Cada vez que respiro,
en cada paisaje perdido
en cada noche de idilio interestelar
en cada pájaro que veo
cruzando el cielo plateado de enero
Venís conmigo.
En cada jornada de trabajo
en  cada recuerdo perdido
en todas las cosas hermosas
en todo lo que me vuelve infinito
te llevo conmigo.
No quiero cura para esta enfermedad
tampoco quiero mas soledad
por eso cada vez que te recuerdo
volves conmigo.

domingo, 5 de febrero de 2017

Pelotudos

El tipo viene, se sienta con furia al lado mio. Mira el celular, respira tan fuerte que molesta a la música que sale por mis auriculares. Putea entre dientes, mira para todos lados. Pide un remis, no viene. Espera, se levanta, se vuelve a sentar sin dejar de mirar el celular y responder. Se vuelve a levantar como un rayo y se va hacia la otra remiseria. Vuelve, se sube a un bondi en movimiento y desaparece para siempre. Yo me pregunto por qué tanta intensidad, si aun en una mala noticia no logramos mejorar la situación poniéndonos histéricos. La forma en que muchos hoy viven o vivimos el amor desemboca en ese tipo de cosas. No hay nada en el medio, todo debe ser ya, y si te conectaste a las 15:34 y no me respondiste el whatsapp: PUM!, quilombo en puerta. Y todos peleando, y todos queriendo llegar para pelear mejor, y todos mendigando amor. De ese amor enfermo que se quiere morir a cada momento, que cuenta los días como prisioneros sin esperanzas de libertad, tachando rayas en una pared, se van los meses y los años y la vida se vuelve esa cosa asquerosa de tirar el amor donde caiga de pie y no pensar mas. Se van los años y ser feliz es un mal recuerdo del futuro que jamás ha llegado...

Ansiedad

Nadie se equivoca. Todos tienen licencia para matar. La justicia corre por facebook. Nunca desee tanto el fin.