domingo, 7 de junio de 2015

Tempestad

Nunca me perdonaste no haber podido llegar
Nunca te olvidaste mi inoperancia de un día
mientras en Buenos Aires la vida entera se llovía
y yo pensaba como regresar
y como dejar mi casa en medio de la tempestad.
Soy lerdo para los recuerdos y podrias pensar
que mi memoria selectiva juega siempre a mi favor...
Nunca fui inteligente y te confieso con terror
que cada vez me cuesta más recordar,
que me enojo y me olvido al cerrar,
todo lo imbecil que he sido al lastimar...
Ya no puedo volver a algunos lugares
no soy bienvenido nunca más,
a tu casa por ejemplo
y a la de algunas personas más
que nunca me perdonaron no recordar
o haber olvidado porque habia peleado
no tengo orgullo ni dignidad
pero lo que mas me aterra es no poder recordar
y a la vez no poder olvidar a esas personas que no tengo más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentate algo.

No pasa nada

No pasa nada Por la ventana no pasa nada el frío/calor, el puñal en la espalda no pasa nada Si pudiera saldría a caminar vacío silbando...