viernes, 7 de septiembre de 2012

Que me abejen

Como voy necesitando tu esencia maldita,
asi voy apagando las luces de mis ventanas
que a la calle ya no dan nada, y te extraño putamente
mientras me como un sanguche de mortadela
puteo en silencio lo que ya no tengo y lo que queda
y sigo con las zapatillas puestas en la madrugada,
en mi casa, sin planes de escapar mas.. esperando
rogándole al cielo algún rayo que me parta
o que me arroje a tu lado,
y que me abejen en silencio las mariposas en la panza
y que se olviden de mi los malos momentos,
los buenos rechazos y no volver a ser su tapa
todos los lunes en primera plana: OLVIDADO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentate algo.

No pasa nada

No pasa nada Por la ventana no pasa nada el frío/calor, el puñal en la espalda no pasa nada Si pudiera saldría a caminar vacío silbando...