martes, 28 de agosto de 2012

Rivadavia y Curapaligüe

Ya empieza a caminar en mi espalda la noticia, el murmullo de tu piel rozándome otra vez, y me es inevitable, y me es imprescindible...
Tu boca otrora esquiva tiene el aroma del fernet, tu sonrisa dice que está todo bien y que este triunfo no lo verán por tv, ni tus amigos, ni los míos, ni tu familia ni la mía.. y en esta esquina que tiene toda tu sed derramada como luz azul, como noche de luna casi llena como ésta donde te tengo frente a mi, definitivamente y sin mas idea que la de desaparecer en tu beso, hacerme sombra, huella etérea al volver a sentir el gusto de tu saliva, el perfume de tu pelo suelto en la esquina de Rivadavia y Curapaligüe..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentate algo.

No pasa nada

No pasa nada Por la ventana no pasa nada el frío/calor, el puñal en la espalda no pasa nada Si pudiera saldría a caminar vacío silbando...