miércoles, 16 de mayo de 2012

Catorce

Pasan los días.. la vida.. los manojos de minutos mirando la nada... pasan meses, pasan mujeres, amigos (pero se quedan), pasan las modas, los días de lluvia, los huracanes que tienen tu nombre, pasan las lunas gordas pesadas por el cielo pero, pero quedan las canciones. Mudan de musa, se ponen las ropas de otras ilusiones y siguen andando, entonces rara vez puedo pensar en que "tal canción me recuerda a tal persona.." porque las personas se fueron y me quede la canción.. y se la regale a otra.. que también se fue y le saque la canción porque ya no la usaría como conmigo.. entonces ando con mis canciones, se las presto de vez en cuando a quienes acarician la panza de mi ego perro que da la patita y busca el palito pero no lo trae. Y las canciones son mías, cambian los paisajes, subo 30 kilos, me salen canas, ando mugriento, puto y cansado pero mis canciones me las quedo, entonces remontan otras historias y cada canción tiene dos o tres dueñas, dos o tres musas y yo y mi canción.

 (Septiembre 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentate algo.

Shoot the sorets

No entendí ni quise entender la demencia que obliga a padecer desaparecer, no ir mas por los carriles de la normalidad, mundanalidad vac...