jueves, 11 de agosto de 2011

Presente ausente

Que se yo cuantos años pasaron... menos me importa porque ya se fueron... lo cierto es que mas que joven yo era chico, y ser chico aca en el interior no era tan cool como lo era ser en Capital... acá las grandes bandas no llegaban y el rocanrol nos miraba de costado. Entonces había siempre en la casettera una cinta de Los Redondos, pero también Los Charros.. o Grupo Trinidad.. o La nueva luna. Eran tiempo dorados, un pasado mejor... o al menos eso parecían... yo por lo menos no tenia preocupaciones y aunque nada me importaba, eso era un alivio. Mis viejos llevaban adelante la casa y los tres nos bancamos la mas profunda crisis financiera y sin embargo yo casi ni lo noté... mi viejo se la bancó como un león para que no la pasemos tan mal... Y de fondo sonaban esas canciones y aunque el mundo nos ignoraba mas que ahora.. de vez en cuando algún corso te traía a alguno de esos músicos de cumbia y era lo único que había. Acá no venia ni Fito Paez.. no La Mancha de Rolando.. Ni nadie.. el sur siempre estuvo bastante olvidado por esos musicos tan sociales... Pero no quiero trabarme ahí. El contexto es a lo que me refiero. Entre tanta mierda, TANTA MIERDA eramos felices como podíamos. Una de esas noches, desde el techo de mi casa escuché a Leo Mattioli, eran las 3 am y las estrellas inmoviles contemplaban conmigo aquel espectáculo en soledad....

El otro dia leyendo el blog de la compañera Belencita me hizo recordar esta canción.




Hoy el presente es otro. Dios te da por un lado y te saca de otro. Ya no tengo a mi viejo. Tengo a mi vieja.. tengo la musica.. tengo un buen laburo.. tengo amigos y aveces alguna mina me da bola (jajaja), sin embargo.. pasan cosas que vuelven al mundo triste.. muy triste... o debo ser yo. Pero desde el domingo pasado que no está todo muy bien...

2 comentarios:

  1. bueno, por lo menos le vas a escapar al cliché
    de que todo tiempo pasado fue mejor.
    arriba ese ánimo que hoy es jueves, ergo mañana viernes pepepepe y falta bastante todavía para el domingo.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. al domingo habría que borrarlo del mapa, porque los domingos tienden a hacer maldades... aunque también puede verselos como un pibito travieso, de esos que te cortaban las trenzas en 2° grado, o en su defecto, de esos que te pegaban un chicle en el pelo. claro que que te corten el pelo no duele, y la metáfora en ese sentido me dejó en llanta, pero ponele: aunque no te duela que te lo corten, igual el pelo crece, e iba por ese lado. Y a veces te lo cortás y te queda mucho mejor que todo largo, pero ahí ya volví a desviarme. Que en fin, no le des el gusto a los domingos.
    A parte: me da la impresión de que este domingo va a estar soleado, y un día soleado no puede ser taaan malo, por más que sea domingo.
    Y de última no dejes que el domingo te la baje y subisela al domingo.
    Pero igual ojo porque todo esto lo está escribiendo una mina que el domingo pasado se clavó medio kg. de sambayón y granizado mientras miraba las novelas viejas que pasan en "Volver"... así que tampoco te fies mucho.
    Desde acá todo un abrazo.

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Vuelo a Sidney

Interpretar canciones puede tornarse un camino decididamente jodido, sobretodo cuando hay letras con tantas interpretaciones posibles como e...