miércoles, 24 de agosto de 2011

Martes trece

Se pasa el día como un truco de tres
como un domingo en el tren
oyendo fútbol por AM,
y llueve.


Todos los proyectos se van
bien al carajo a fumar,
la pipa tranca de la noche verga,
y se alegrarán...


Porque amanece casi sin querer
Es martes trece como un Holiday,
el embarazo del fracaso es un mazazo cruel,
la ropa limpia ya se terminó,
fuego de anoche, cenizas de hoy,
que el viento vuele y se lo lleve al mar, al mar, al mar...


Se pasa el año como un chiste sin sal,
vegetariano animal,
que deja el vicio por los ejercicios
el amor se pone un bozal,
para sacarme a pasear
las estaciones pasan de servicio,
sacrificio sin ritual.


Porque amanece casi sin querer
es martes trece como un Holiday,
un refucilo en el camino
es un indicio cruel.
La fiesta falsa ya se terminó,
sentado solo contra un paredón
la lluvia llega y me desvela en el radio reloj.


Pasa la vida como un pacto sin fe
como una turra que se
quita la ropa mientras
se nos ríe.


Todo se derrumba al mirar
el techo el cielo y la moral,
el director le prende fuego al cine
no es un mal final.


Porque amanece casi sin querer
es martes 13 como un Holiday,
el cumpleaños del engaño
es un calvario cruel.
La época linda ya se terminó
la dinamita se te humedeció,
hay que empezar de nuevo en cero
y sin resignación.


Se pasa el rato como en un ascensor
en el silencio de dos,
que no se miran y que no se tocan.
Los une esa maldita canción
que tararean sin voz
haciendo coros en la misma nota,
sin decirse adiós.


Porque amanece casi sin querer
es martes trece como un Holiday,
la diferencia con la ciencia
es una herencia cruel.
El viejo juego ya se terminó
hay que olvidar las reglas sin llorar,
mañana es miércoles catorce
y no habrá a quien culpar.


Amanece, martes trece... 



Martes trece, correspondiente al disco Salita negra de Zambayonny

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentate algo.

Vuelo a Sidney

Interpretar canciones puede tornarse un camino decididamente jodido, sobretodo cuando hay letras con tantas interpretaciones posibles como e...