martes, 5 de julio de 2011

Un muchacho como yo

Que curioso es el mundo cuando siento que no estás.. que a lo mejor nunca estés.. y yo, queriendo romper este vidrio infame.. prometiendole al reflejo no volver a fallar... haciendo las cosas de un modo opuestamente igual... sin querer... siendo yo una persona que no soporta las estructuras, los compromisos, las ataduras, los embarques.... pero tampoco la soledad, la liviandad.. la tristeza y los domingos a la tarde solo...
Y tal es el miedo que siento que te estoy dejando pasar sin querer, por miedo a fallar fallando, errandole. De modo que siento que hago poco por que sepas que me interesás y si por mi fuera ya te hubiera ido a buscar. Pero bueno... el miedo no me deja vivir... al menos como quiero.

2 comentarios:

  1. Otra vez los miedos que vienen y van como fantasmas... :( Decime que este post lo sacaste del arcon de los recuerdos!(?)
    Beso!!

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Shoot the sorets

No entendí ni quise entender la demencia que obliga a padecer desaparecer, no ir mas por los carriles de la normalidad, mundanalidad vac...