viernes, 10 de junio de 2011

Nunca nada

Porque los días se fueron sin huella. Volvieron las palabras sin sinónimo. La decadencia hecha ruido, esas cumbias crueles para no escuchar los gritos de auxilio del alma. Porque las estructuras cedieron a los recuerdos y volvieron como aguas rojas a las costas esos silencios tóxicos, la desolación de un marzo pisando el otoño y la jornada laboral a punto de empezar.
Y en otro orden de cosas, como un vaso que se vuelca quedó la mente vacía. Las ruinas de lo que no fue. Ese nunca nada tan rotundo. Tu desidia y mi locura. Tus ojos negros leyendo esto en silencio cualquier noche de estas, y mi teléfono que insiste con hacer sonar el tuyo, oír tu voz tenue del otro lado.. y no. La vida accidentada de este idilio tan estúpido y frágil terminó y aunque te sigo pensando porque extraño ser extraño y único.. y tu sonrisa conquistadora. Pero no.
El delay del amor, la risa y las ganas de no aceptar el 4 a 0.

Los años que va a llevar no querer ponerle tu nombre a todos mis recuerdos.


(Originalmente publicado el 09-10-10)

2 comentarios:

  1. "Las ruinas de lo que nunca fue. Ese nunca nada tan rotundo" que palabras... A veces uno construye castillos sobre cimientos invisibles...
    Pero soy una convencida de que Todo Pasa! Esto tambien!
    Beso Sr Peor

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien estoy convencido de eso.. sobretodo porque rescate este viejo escrito por una especie de vanidad que tengo yo para con ensayos que hice en momentos muy malos y que hoy los siento muy puros y me gustan, pero debe ser que a mi solo me gustan.. las cosas mas sentidas que publiqué pasaron desapercibidas mientras que las criticas, bardeadas y chistes consiguieron sobresaltar.. jaja.
    Beso señorita.

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Ansiedad

Nadie se equivoca. Todos tienen licencia para matar. La justicia corre por facebook. Nunca desee tanto el fin.