domingo, 5 de junio de 2011

Es hora de pagar.

Hace demasiado frío. El cafetin atestado de moribundos borrachos ve llegar la madrugada entre el calor proporcionado por el humo de los cigarrillos y el movimiento humano. Calor que mengua entre los helados manotazos de viento que la puerta deja entrar cada vez que alguien se retira. Todos parecen padecer la misma suerte. Las caras calcan una tragedia parecida.. el abandono parece ser el denominador común.. o mas bien el desamor.. a lo mejor por abandono mutuo, por desidia.. por cansancio. El café se va como llegó. La espera a nadie me consume los días.. el mozo se acerca.. es hora de pagar...







- Muy bien: ¿se va a servir algo?

- No.. quiero seguir recordando..

-Olvide. Yo se lo que le digo.

-No puedo, y no quiero... Ay Laura.. ¿donde estarás..?

-En otro mundo.



(La charla con el mozo y la canción corresponden a la Opereta criolla "Lo que me costó el amor de Laura" de Alejandro Dolina)

2 comentarios:

  1. acá estoy..jaja, tenía que decirlo.(?)
    aguante dolina..y muerte al frío.
    un beso, nicotina

    ResponderEliminar
  2. "La espera a nadie me consume los dias", si sabre de esas esperas sin nombre o con nombres para el olvido! Beso Sr Peor!

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Ansiedad

Nadie se equivoca. Todos tienen licencia para matar. La justicia corre por facebook. Nunca desee tanto el fin.