martes, 7 de junio de 2011

De ultima

No sé como resumir esto. Hace un tiempo lo vengo elaborando en mis momentos de silencio, no es que me cueste hablar fluidamente pero hay cosas que no se pueden decir sin recibir no menos que un escándalo, manifestaciones en contra, difamaciones y cosas por el estilo.
Cuando todo empezó creí que seria, no divertido, pero al menos interesante. A los pocos años comprendí las dimensiones de lo que realmente es una pesadilla.
Pase muchos años tratando de encontrar la formula contra la longevidad, recorrí todo el viejo continente e incluso gran parte del Asia con resultados poco menos que ridículos..
Todos los intentos fueron rotundos fracasos.. vi morir a casi todos mis compañeros.. estuve a punto de dejar todo y arrojarme al Nilo en la vuelta de la ultima expedición horriblemente infructuosa.. mi cabeza comenzó a tener precio, las explicaciones ya no servían y la formula no aparecía, era esperable y finalmente sucedió, al volver a casa me esperaba una cadena de juicios donde no iban a alcanzar cabezas para ser guillotinadas.
Finalmente fui condenado a la hoguera el 13 de Mayo de 1439, Todos los asistentes se arrepintieron de haber festejado con sus mórbidos ojitos aburridos mi cara de desesperación cuando era conducido al infierno mismo, ya que una tormenta inexplicable se desató sobre la ciudad, la chusma huyó desparramada.. los caballos se asustaron, el cielo ennegreció y de entre el enorme aguacero que no permitía ver mas allá de 3 pasos, emergieron 2 jinetes negros que me arrastraron a las afueras donde me abandonaron y donde desperté entre unos arbustos no menos de dos días después, con una nota en el bolsillo. La misma decía contener el secreto de la vida eterna. A esta altura no es ninguna revelación ya que usted se encuentra leyendo esto que escribí hace unas horas, a modo de confesión o quizás como forma de que alguien entienda lo que realmente significa estar en mi lugar.. han pasado muchos siglos que para mi son pocos y ya estoy resignado a una vida lejos de todo placer, de todo miedo... intente morir de mil modos pero no lo logro y para peor las quebraduras múltiples con el tiempo empiezan a molestar... sobretodo en días como este, de frío y lluvia.. de modo que resigne algún tipo de suicidio y solamente tengo la eternidad por esperar... Estos últimos dos siglos han sido muy duros y poco gentiles..

2 comentarios:

  1. Ni que me lo diga. Estos tres últimos siglos han sido duros, pero sobre todo poco gentiles.

    Sí, tres. ¿O quién se cree que le dejó la nota en el bolsillo?

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Vuelo a Sidney

Interpretar canciones puede tornarse un camino decididamente jodido, sobretodo cuando hay letras con tantas interpretaciones posibles como e...