jueves, 9 de junio de 2011

Cortina de humo

Hay cada uno en la televisión... mamita.

Me cago de risa porque por esas cenicillas pequeñas que cayeron, que son poco menos que el moho habitual que cae a diario en toda la ciudad, rotulan el determinante: VIVIR ENTRE CENIZAS.
Eso es como mínimo una falta de respeto a esa gente que camina sobre 20 centímetros de ceniza. No se puede caer en el patetismo de siempre, de "si pasa en Buenos Aires es chevere". No señores.. y mandan a los noteros al lavadero.. o a limpiar con sus dedos impíos que vaya a saber uno que pecados verificaron, los vidrios de algún auto medio nuevo que se ha empañado un poco por la mugre habitual, otro poco por ese puñado de cenizas que el volcán simpático disparó hasta aquí. No se puede señores.. no se puede tomar tanto por estúpida a la gente.. 

4 comentarios:

  1. Situacion hoy a la mañana. Me quedo dormida, salgo a las corridas. El portero como siempre en la puerta (jaja) me dice:
    "Flaca cuidado con las cenizas"
    Estaba tan dormida y tan en mi mundo culposo que solo pude contestar:
    "Si yo no tiro la ceniza del cigarrillo por la ventana"
    jaja Impresentable!
    La ceniza que anda dando vueltas por ahi... no es mia!

    beso!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja.. vaya a saber que crímenes es capaz de confesar aun en ese estado de sueño :P

    Bueno, cuídese como le dijeron, lleve paraguas y esas cosas :P

    Beso!

    ResponderEliminar
  3. Es que a la gente le gusta que la tomen por estúpida, generalmente. Bah, es eso o pensar, y eso es más fácil.

    ResponderEliminar
  4. vos fijate, ya del riesgo país no se habla, creo que no existe ningún riesgo de convertirnos en un país, los chismes ocupan gran parte del tiempo mediático, de fóbal, siempre sale alguna cosa, las nenas que salen en pelotas en la tele tienen su tiempo también, el rato que queda lo llenamos de ceniza y listo!

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Ansiedad

Nadie se equivoca. Todos tienen licencia para matar. La justicia corre por facebook. Nunca desee tanto el fin.