jueves, 21 de abril de 2011

Temor y dolor

El viento con olor a sangre no es nada nuevo. Las ciudades grises han visto todo tipo de crímenes y las manchas en sus paredes, calles y sótanos entre otros tantos lugares siguen allí. En la noche no es posible caminar por estos bosques sin sentirse mal acompañado. Una rarisima sensación de angustia flota como niebla al costado de las autopistas que lo surcan. Tuve la oportunidad de cruzar media ciudad a través de ellas una noche, a pie y comprendí porque nadie se detiene, ademas de que estos caminos están hechos para no detenerse, naturalmente, un terror inercial abunda en todo este paraje. El cielo no es posible de ver y los arboles grises.
Pasillos que se convierten en túneles infinitos bajo la inmensa oscuridad de los terrenos de la fuerza aérea, salidas desconocidas, laberintos inmensos. Historias de muerte y dolor. Fosas comunes tapadas por cimientos.. abandono y perpetuidad. Puertas eternamente bloqueadas dan una sola imagen de lo inasible que tras ellas se esconde, de lo vigente que es aun hoy la impunidad. La experiencia es mas bien olvidable.. ya que todo el camino, las largas dos horas que me demoró hacerlo, me sentí secundado por la muerte, entre camiones que me pasaban a un metro y esos terribles e inmensos lotes oscuros llenos de selva y muerte, gritos sordos, autos escondidos entre los arboles verificando actos venéreos, pero sin sospechar o ignorando toda la muerte que allí se esconde.
La historia de los túneles es mas bien conocida y callada por muchas personas.. se trata de un sistema subterráneo muy avanzado, muy extenso que recorre una inmensa cantidad de kilómetros bajo nuestros pies. Un sistema de túneles con espacio suficiente como para que un auto transite bajo tierra de un punto a otro.. las salidas y entradas al mismo se encuentran diseminadas por toda el área oeste de la ciudad, la mas despoblada, hoy muchas de ellas están bloqueadas. Las mismas voces hablan de fosas comunes que fueron tapadas con obras que jamas se terminaron, obras que so color de progreso solo sirvieron para enmascarar mas muerte, mas dolor.. mas engaño...

Siempre me pregunté por que miraba tanto al cielo y ahora creo que encontré la respuesta...

Espero con el correr de los días poder hablar mejor de este asunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentate algo.

Ansiedad

Nadie se equivoca. Todos tienen licencia para matar. La justicia corre por facebook. Nunca desee tanto el fin.