martes, 18 de enero de 2011

Solo, solo...

Siempre el mismo bar, el mismo banco en algún lugar, la misma ropa los mismos ojos secos, la mente menguando, los latidos lentos apurando un final que no va a llegar. Siempre los mismos amigos, los mismos consejos, la palmada en el mismo hombro. Siempre las mismas ganas de darte con algo distinto sin mas, para terminar apestando de alcohol berreta tu sangre espesa. Por cobardía y adicción, desidia y soledad. La anestesia como violenta lluvia que quema la ulcera que te hace vomitar sangre hace un mes. Los arboles amarillos, las sombras que cruzan la plaza inconscientes, tu brillo del otro lado de la luna. El humo de la ciudad, los perros que muerden las gomas de los autos al pasar, los chicos que salen a volar, las viejas mirando sin mirar con miedo, el noticiero que putea a los pobres, el asco de tanta humanidad con grasa hasta en los dedos. Todo lo que te hace mal y te oculta, todo lo que me tiene loco y me estimula a buscarte, todo lo que desde la realidad chorrea como fuego liquido, como chispas lentas... parado en Cerrito y Santa Fé sin saber para donde arrancar..

3 comentarios:

  1. Al menos sentir amor-desamor te hace salir éstas cosas. Y me da una cierta envidia que puedas "sentir".

    Lo mío es tan triste !, ni siquiera siento algo que se le parezca !, ni siquiera siento lo que era sentir amor !. Me volví un bicho horrible Nico.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente... en lo primero tenes razon.. el sentir al menos el desamor nos hace capaces de saber que podemos sentir.. que estamos vivos. Pero creo, cele, que ahora yo estoy como vos, porque estos escritos (algunos) q estoy reflotando son de antaño y han pasado desapercibidos porq no entraba ni yo a leer xD

    Por eso ahora estoy anodino de sentidos.. no soy capaz de amar a alguien.. :/

    ResponderEliminar
  3. Me pasa igual...pero creo que es el mejor estado en el que he estado "ever". Mi libertad mental es absoluta.

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Vuelo a Sidney

Interpretar canciones puede tornarse un camino decididamente jodido, sobretodo cuando hay letras con tantas interpretaciones posibles como e...