viernes, 7 de enero de 2011

No idea

No paraba de ser hermosa. La miré y me ignoró como sucede naturalmente.. tome asiento sin perderla de vista. Pasó un martini.. dos.. tres.. Julian recién llegaba al lugar. Ella ya se habria ido.. si es que estuvo, si es que existió. Llega un momento en los dias en que no sabes si ciertas cosas han pasado.
El inminente rio de angustia. En la ventana la llovizna golpea, las gotitas explotan en su infinita e insignificante vastedad. Afuera no se sabe como termina. Un sol asoma mientras la lluvia despliega su mejor momento. Y de repente un arcoiris. Asi los dias en este barrio, algunos dias, no todos por suerte. Decian que al final del arcoiris etcetera.. que habia ollas con huevos de oro, duendes o dragones y hasta los mismisimos operarios del infierno, quien sabe.. salis a comprar pan y ves cosas peores a cualquier hora..

3 comentarios:

  1. muy bueno!
    llegue aca por efecto de sincronicidad...me gustaron varios de los escritos de este blog!
    te sigo, y te espero por el mio!
    q andes bien!

    ResponderEliminar
  2. "Llega un momento en los dias en que no sabes si ciertas cosas han pasado."

    si, si... a veces me pasa que me siento perdida, como con amnesia y me angustio.

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Shoot the sorets

No entendí ni quise entender la demencia que obliga a padecer desaparecer, no ir mas por los carriles de la normalidad, mundanalidad vac...