miércoles, 10 de noviembre de 2010

Miedo, soledad, silencio.

Me prometí no volver a escribir sin ganas ni inspiración. No es sano para nadie y si el blog tuviera manos me aboferearia por atrevido. Por lo pronto esa es la promesa: no volver a divagar tan mal. Perdiendo el acento personal dejo algo que escribí hace unos cuantos años. En un principio la idea del blog era solo poner las imágenes de lo que escribía para que queden de mi propio puño y letra. Ante esa iniciativa empece a transcribir algunas cosas como la que precederán estas lineas con el fin de publicarlas ni bien le encuentre la vuelta al blog. Sin mas que agregar doy paso a una de las tantas porquerías escritas antaño.


2 comentarios:

  1. es sierto la noche no trae nada bueno.. yo tambien escribia asi

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por pasar, amable anonimo!

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Shoot the sorets

No entendí ni quise entender la demencia que obliga a padecer desaparecer, no ir mas por los carriles de la normalidad, mundanalidad vac...