martes, 5 de octubre de 2010

Martes tan jueves

Admito que hoy la melancolía me cagó a palos.
Te extraño, es horrible como..
es lo peor del mundo asumir que n u n c a m á s te voy a ver..
y por momentos no me como el consuelo errante de "quizás allá, arriba o donde sea, la otra vida."
Por momentos me resulta tan redundante todo, que me duele por vos porque tu vida dio sentido a la mía y es motivo de orgullo poder llevar tu apellido a donde sea que vaya y donde quiera que terminen mis días..
y duele creer que n u n c a m á s. Y aunque no digan, pero den a entender que está mal, yo te espero todos los días. Yo te sueño seguido y siento por la casa tu ausencia dando vueltas tanto tanto tanto q me destruye lo poco que puedo reconstruir en estas ruinas loco, la puta madre.. no tu ausencia sino mi desidia.. mi vida aceleradita que tanto te costaba entender y mis costumbres de hijo único egoísta y mi amor tan tonto como para no poder decirte te quiero cuando vos necesitabas escuchar te quiero y que somos duros los dos porque vos tampoco pudiste decírmelo y yo lo esperaba aunque me sobran hechos para comprender que sin decir las cosas pudiste ser capaz de dar todo por mi y por quien sea a cambio de nada, porque si, por amor...
te necesito..

Vuelo a Sidney

Interpretar canciones puede tornarse un camino decididamente jodido, sobretodo cuando hay letras con tantas interpretaciones posibles como e...