domingo, 26 de septiembre de 2010

Paramnesia

Need sometimes algo de luz. Algo de inspiración, que la sudestada arraso con todo, la piba no dejó nada, ni nadie. Tristan Suarez el cementerio de todos los domingos.. la plaza sin baldosas en la que me creí esa mirada, ahora vaciá y mi guitarra colgada pidiendo salir de la funda y no.. no hay nada que me haga pensar en vos, ni el brillo de tus ojos en mis sueños, vos sabes la estafa de la que fuiste capaz, y que me encontraste en el rincón de los heridos y te pedí por dios que no me jodas y yo me creí tu mirada... pero no, no soy victima de nada, a pesar de todo. Y como saber que no hay nada que me haga pensar en vos mientras escribo esto y extraño abrazarte?
La soledad es un vomito en la camisa de las ganas de sonreír. Perdón la metáfora, pero los domingos las mejores imágenes son vómitos, gente desmayada, botellas rotas en las calles del amargado barrio..
Como no sentirse una cosa insignificante cuando te usan y abusan de la fragilidad en las fronteras del alma, en días horribles donde uno necesita compañía y no reproches, silencios antes que palabras vacías...?
Allá afuera los pájaros escupen sus chirridos tan felices anunciando que el día se muere y se muere la luz y el horizonte rojo y el horizonte gris y los arboles amarillos y la puta madre que te parió.
No quiero llorar. Chau.


________________



Los hijos adoptivos del progreso
los huesos taladrados por el hit
el VIP para encubrir a los mas viejos
los cuernos que te esperan por ahí
(los cuernos que me esperan)

La gente que cambia y que no avisa
la visa por ser forro y miserable
el sable samurai en la valija
los gangsters con las ropas impecables.

Y en el medio nosotros
con el culo sano y el corazón roto
en el medio nosotros
mas cerca de coger que de querernos
desnudos en el medio del invierno
sin saber nada del otro

Los sabios que revisan mi basura
los santos de los que tu dios me salve
la infancia enarbolada como excusa
la musa que me aleja de los bares

La fama que encarnada en pelotudos
las madres envidiosas del amor
la intravenosa de las rosas sin escudos
la taba con dos culos del adiós


Y en el medio nosotros...

Los dueños de la pelota sin pelotas
las botas pisando mis zaputas de gamazo azul
la cruz del sur entre esas tetas milagrosas
la dieta del cordero con yogur

Las guitarras que se afinan con fanfarrias
a funeraria abierta a medianoche
los escritores borders con balas de salva
la champaña que no sube al mismo coche

Y en el medio nosotros
Con el culo sano y el corazón roto,
tratando de aprender lo inexplicable.
En el medio nosotros
Mas cerca de volver que de querernos,
desnudos en el medio del invierno
sin saber nada del otro...

El culo sano y el corazón roto - Zambayonny

3 comentarios:

  1. El domingo es un día muy despreciado. Tal vez sea porque genera conflicto en la mente de algunos: si es el primer día de la semana, si es el último (por ahí solo está en mi cabeza). Hay heridas que cuestan sanar, llevan su tiempo - no te molesta saber eso? no te molesta que te lo digan? - pero me parece que un buen principio, ya que no podemos acelerar la cura del tiempo, es amigarse con este día. Cómo? Eso queda para el próximo capítulo ;)

    ResponderEliminar
  2. "Solamente muero los domingos... y los lunes ya me sien-to bien"

    Escribís lindo, a pesar del dolor... o tal vez, justamente, a causa de él.

    Abrazos :)

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno lo que escribis, felicitaciones!

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Vuelo a Sidney

Interpretar canciones puede tornarse un camino decididamente jodido, sobretodo cuando hay letras con tantas interpretaciones posibles como e...