domingo, 22 de agosto de 2010

Tu perdedor

Quiebra el cuento aquel momento en que le hablaba
eligiendo las palabras con el pulso de un ladrón
quitándole su tiempo con mis trampas
enredándome por nada a la espera de su adiós.

Sin razón para ser el que soñaba
del tintero hasta la almohada de la cama al borrador
queriendo hacerme sabio como un necio
tan pagano del desprecio y con la fe de un perdedor.

De volar los escalones a tu encuentro
y dejar sonando el winko en el altillo
a vivir cruzando siempre en amarillo
sombra esclava de tu brillo
pasatiempo de mi soledad.

Calesita de los locos que buscaban
al amor entre la risa, unos poco y otros nada..
Desigualdad que ronda la codicia
la razon que no improvisa
y se cuida de mirarla.

Se distrajo el tiempo, se volcó el reloj
se hizo de día como una maldición
ojos de acero, corazón de cristal
el mundo es un infierno y el consuelo esta ciudad.

No era yo, esa vez, el que se iba
de su mano para siempre
para siempre de mi vida
dejándome de nuevo en la verdad
solo a la hora de brindar
divagando todavía.

De volar los escalones a tu encuentro
y dejar dos copas sobre la guitarra
a vivir justo al revés que la cigarra
escondiéndome del viento
pasatiempo de mi soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentate algo.

Vuelo a Sidney

Interpretar canciones puede tornarse un camino decididamente jodido, sobretodo cuando hay letras con tantas interpretaciones posibles como e...