domingo, 18 de julio de 2010

Leve breve

la otra tarde, buscando en el fondo del bobo, revolviendo el pus mental, tuve un leve breve flash. A partir de entonces no pude volver a olvidar esa imagen borrosa opacando los días mas opacos de Julio. Y por esa manía tan propia de llevar a fondo las cosas concluí en que exististe en algún momento. Partiendo de ahí recordé porque algo me dolía hace tanto tiempo y porque pase casi dos años pateando ilusiones contra una pared gris. Porque durante dos años no pronuncie mas un "te amo"..
Sin embargo quedaste allá eternizada en el tiempo, con los mas de diez años en que aprendí a vivir sin tu risa.
Que grandiosa es la vida, negra. Que hermoso milagro. Podría sentarme a culpar a los demás por cosas que nos pasaron a nosotros, por poner los 700 kilómetros y casi de media vida de distancia. Pero no, hoy me siento con la fuerza de quien sobrevivió a las peores heridas, tan nuevo y vivo parado en medio de la vida con los puños cerrados y una sonrisa como bandera.

Hay que seguir como seguimos, salir de acá como siempre.

La vida se renueva.

2 comentarios:

  1. A todos nos cuesta... pero se aprende a la larga.. para bien o para mal aprendemos..

    ResponderEliminar

Comentate algo.

Vuelo a Sidney

Interpretar canciones puede tornarse un camino decididamente jodido, sobretodo cuando hay letras con tantas interpretaciones posibles como e...