viernes, 18 de junio de 2010

La voz descalza

Crece la luz del día sobre los edificios
sobre el abismo en el lugar que estaba la verdad.
Te buscan mis pensamientos muriendo en los intentos
una y mil veces, sin saber que no hay dónde correr.

Las flores nuevas pálidas de amor
reinando entre las ruinas de la fe
dan ganas de llorar y no pensar
entre tus brazos.

La soledad se muda de disfraz
en un rincón traidor del corazón
todo lo que cuidamos sin mirar
se hace pedazos.

Me vuelvo loco y náufrago de pie
remando en vano contra el paredón
el humo al cielo, el duelo a la razón
bailando solo.

Y el puerto azul de la melancolía
le prende velas a Santa Lucía
dan ganas de llorar y no pensar
entre tus brazos.

Tengo los ojos viejos el corazón deshecho
y el pecho negro de esperarte.
Oigo tu voz descalza, ciega y desesperada
que bajo las llamas canta...
Y el puerto azul de la melancolía
le prende velas a Santa Lucía
dan ganas de llorar y no pensar
entre tus brazos.

1 comentario:

Comentate algo.

No pasa nada

No pasa nada Por la ventana no pasa nada el frío/calor, el puñal en la espalda no pasa nada Si pudiera saldría a caminar vacío silbando...